Museo Miho

A poco más de una hora de Kioto, el Museo Miho, en lo más profundo de las montañas, es un tesoro de arte y arquitectura. Una excelente excursión cultural.

Una excursión de arte y naturaleza a partir de Kioto

Nada lejos de Kioto, camuflado en el bosque en lo alto de las montañas Shiga, se encuentra el Museo Miho.

A poco más de una hora de la antigua capital, el museo ofrece la oportunidad de admirar una arquitectura sofisticada que se integra con la naturaleza circundante.

Una colección rica de gran calidad

Fundado en 1997 por Mihoko Koyama, una de las mujeres más ricas de su tiempo en Japón, la colección se inició con utensilios de té, piezas de arte sintoísta y budista, caligrafía y cerámica, para más adelante ser ampliada con obras antiguas procedentes de Europa, Egipto y de las Américas, hasta constituir la colección ecléctica e impresionante actual. Algunas de sus obras, como la estatua de oro y plata del dios egipcio Ra, o el misericordioso Buda paquistaní, bien podrían formar parte de los museos internacionales más famosos hoy día.

En las salas dedicadas a China y al sudeste asiático se exploran las diversas influencias de la cultura persa en el arte chino a lo largo de la ruta de expansión de la religión budista.

El museo acoge además exposiciones temporales muy interesantes. 

La notable arquitectura de I. M. Pei

El famoso arquitecto I. M. Pei, conocido por ser el diseñador de la pirámide del Louvre, estuvo en el origen del museo Miho. Como Shangri-la, la estructura se integra en el entorno salvaje de la montaña. El interior del museo refleja esa fusión con la Naturaleza, uniendo el acero con otros materiales en bruto como la piedra, intercalando las magníficas vistas panorámicas del valle ahí abajo.

La entrada al museo es gratuita para los colegiales.

Ultima admisión a las 15h.

Ubicación


Museo Miho

A partir de
18 € por persona