El arte del bonsái

Iníciate en el arte secular del bonsái y todas sus sutilezas en un marco auténtico en Tokio.

Los bonsáis, miniaturizar la naturaleza

Enseñándonos la humildad frente al tiempo, los bonsáis son portadores de una memoria y herencia seculares. Literalmente significa "planta cultivada en una bandeja". El árbol objeto se miniaturiza mediante técnicas de poda de ramas y raíces, y manejando el aporte de nutrientes. Las hojas, o agujas en el caso de las coníferas, también se empequeñecen.

La técnica bonsái es una práctica de origen chino, introducida en Japón durante el período Heian, que es también cuando entra el budismo en Japón. Los bonsáis, adoptados por la aristocracia y elevadas rápidamente al rango de arte, simbolizan la eternidad y la armonía entre el hombre y la naturaleza. Reservado durante mucho tiempo para la nobleza, su práctica se popularizó en el siglo XIV, y acabó dándose a conocer en todo el mundo, especialmente después de la Segunda Guerra Mundial, cuando se realizaron importaciones masivas de bonsáis desde Japón. 

Una búsqueda estética de larga duración

Todos los tipos de especies de árboles pueden convertirse en bonsáis y mantenerse tanto en interiores como en exteriores. El objetivo es artístico, la búsqueda de una estética perfecta.

La forma de las ramas se modela cortándolas (corte periódico de las yemas y el comienzo de las ramas), o ligando ramas, o bien manejando la orientación de la maceta (favoreciendo el crecimiento en una dirección determinada).

Existen numerosos tipos diferentes de bonsáis, que se pueden clasificar por sus respectivas formas. Por ejemplo: un bonsái con tronco recto es un chokkan, un tachiki tiene el tronco curvado, un bonsái que parece caer por un acantilado se llama kengaï, y si se cultiva en una maceta inclinada, cuando la volvamos a colocar horizontalmente parecerá un árbol arrastrado por los vientos y se verá inclinado, llamándose shakkan o fukingashi, etc.

Shunka-en, el museo del bonsái

Con esta actividad vas a tener la oportunidad de aprender todo sobre el bonsái en un entorno auténtico. Irás a Shunka-en, en el distrito de Edogawa de Tokio, un jardín-museo dedicado al bonsái, fundado por Kunio Kobayashi, maestro del bonsái desde hace 30 años, poseedor de numerosos premios y que se ha dedicado a difundir la cultura del bonsái en todo el mundo, en parte gracias a sus numerosos aprendices que proceden a su vez de todas las partes del mundo.

Empezando por el pequeño estanque, hasta la casa construida al estilo de los pabellones de té, y pasando por los múltiples bonsáis del jardín, cuando cruces su puerta, entrarás en un mundo de serenidad y armonía totales. Antes o después de tu visita, aprovecha para contemplar la gran colección de libros, ánforas antiguas y grabados dedicados a la belleza y armonía de los bonsáis.

La actividad dura del orden de 1 hora y no es necesario que traigas nada.

No es costumbre que te lleves un bonsái tú mismo tras tu visita, sobre todo debido a los complicados trámites administrativos existentes para que te lo pudieras llevar contigo mismo de vuelta a tu país. Pero haznos saber si deseas hacerte posteriormente con un determinado bonsái. Para ello tendrás que pagar un cargo adicional.

* Lamentablemente el español no forma parte de los idiomas que tenemos previstos para esta visita. Te ofrecemos hacer la visita en inglés.

Ubicación


El arte del bonsái

41 € por persona
Esta actividad no está disponible en la fecha seleccionada. Por favor, elige otra fecha.